La política del lenguaje

Hace ya mucho que las confrontaciones políticas se juegan también en el campo del lenguaje; desde el siglo pasado, cuando a alguien se le ocurrió cambiar los explícitos “Ministerios de Guerra” por los más elusivos “Ministerios de Defensa”, y aún antes, cuando a los territorios militarmente “ocupados” se les atribuyó la beneficiosa condición de “liberados”.

Manipulación, privacidad y otras gárgaras

Bancos, grandes compañías de suministros e instituciones públicas están agobiándonos con cartas en las que cuentan que “tu privacidad (la nuestra) es importante para nosotros”, teniendo por eso que aceptar explícitamente el presunto cuidado con el que ellos van a tratar nuestra información personal.

¿Qué nos queda por ver?

Tengo que reconocer, señor presidente, que no me gustó la forma en la que llegó a la Moncloa, aun reconociendo la legalidad y legitimidad del acto. Sin embargo me sorprendió muy positivamente el gobierno que compuso después. Es evidente que un reloj roto puede dar la hora correcta dos veces al día y exactamente eso…