La paciencia con la antivacuna se acaba

Novak Djokovic ha calentado el fin de semana y no ha sido por mejorar su condición física. “No Vax” o “Yo Covid” son apelativos que se ha ido ganando a pulso, no de hoy. Por supuesto, los australianos no son nadie montando líos, pero el histrionismo serbio es tan histórico como peligroso, como la historia…

Ministro a título personal

Mucho se ha hablado y se ha escrito sobre la entrevista del ministro de Consumo, Alberto Garzón, al periódico británico The Guardian poniendo a parir a la carne exportada por España, añadiendo que a su mala calidad se trata además de animales previamente maltratados.

Garzón quiere salvar a los británicos

Al ministro de consumo le molesta la ganadería, tanto o más que los productores de azúcar. Y lo que queda, ustedes se vayan preparando, el decreto de “sea usted vegano” está al caer. La preocupación por nuestra salud le ha llevado a abandonar la tarea de controlar los desmedidos incrementos de precios de los productos alimentarios…

Entre la furia verde y los precios

Bruselas, tras meses de marear la perdiz, se enfrenta a reacciones violentas y acusaciones de lavado verde después de publicar propuestas preliminares en la víspera de Año Nuevo. Sus pretensiones son permitir que el gas y la energía nuclear sean etiquetados como inversiones “verdes”. Los alemanes han calificado la decisión de “lavado verde”. Idea a la…

Año de palmas y trompetas

A Barenboim pongo por testigo. Como el año que fue, estaba yo dudando si aplaudir la marcha Radetzki o arrastrarme hacia mi afamado y recuperador caldo de Año Nuevo, sanador de males de Nochevieja, cuando, se lo prometo por los abundantes Strauss, que vi en la pantalla a un tipo idéntico a Sánchez aplaudiéndose a…

De la inflación a la quiebra sólo hay dos pasos

Con la subida del IPC un 6,7% en diciembre todos somos más pobres. No sólo cada uno de los ciudadanos, que nos encontramos ante una cesta de la compra cada vez más cara, sino todo el mundo, incluido el Estado, cuyas previsiones hay que depreciar porque su dinero también vale menos.