El PNV, preocupado por Euskadi, avisa a Sánchez de que no apoyará nuevos estados de alarma desde el poder central

El PNV ha salido en inesperada defensa de Madrid: pone sus barbas a remojar ante lo que los posmodernos y líderes de la posverdad, Salvador Illa y Pedro Sánchez, le han hecho a la Comunidad Autónoma de Madrid. Ante este golpe desde el poder, y temiendo lo que los demagogos de la Moncloa puedan hacer en Navarra, Cataluña y Euskadi si no les salen las cuentas aritméticas en el Congreso, el portavoz nacionalista Aitor Esteban ha afirmado que “es una vergüenza que la pandemia se utilice como arma arrojadiza para el combate político”.

El portavoz del Grupo Vasco ha apelado a la “colaboración institucional” para enfrentar la crisis sanitaria y ha defendido que “el estado de alarma, que debe ser el último recurso, tiene que ser solicitado por las autoridades autonómicas, que quedarían al mando de las medidas”.

Aitor Esteban, portavoz del Grupo Vasco en el Congreso, ha asegurado que los parámetros de actuación política ante una situación de crisis sanitaria como la actual deben ser “la colaboración institucional, la no utilización espuria del debate político, la transparencia y la humildad”, y ha lamentado la utilización partidista de la pandemia por parte de algunos actores políticos. “Es una vergüenza que la pandemia se utilice como arma arrojadiza para el combate político”, ha señalado.

En la sesión plenaria celebrada en el Congreso para debatir sobre el estado de alarma decretado en la Comunidad de Madrid por parte de Pedro Sánchez, Esteban ha apelado a la “responsabilidad” de las administraciones competentes para hacer frente a las situaciones de “imprevisibilidad” que se derivan de la pandemia en el ámbito sanitario, y ha destacado que “cada institución tiene unas competencias que debe utilizar porque solo así podemos protegernos y proteger a los demás”.

Esteban ha considerado también que “la legislación sanitaria es suficiente para proceder al confinamiento de zonas”, que es justo lo que dice el gobierno regional de Madrid, ha asegurado que “el estado de alarma debe ser el último recurso” donde “lo lógico sería que las autoridades autonómicas sean las que lo soliciten para que el mando de las medidas quede en manos de la presidencia de la comunidad autónoma correspondiente”, y ha lanzado una advertencia al Gobierno español: “En ningún caso vamos a apoyar que se aproveche como excusa el conflicto artificial provocado en Madrid para pretender recentralizar competencias; es injustificado”, ha dicho.

Precisamente, Esteban ha recordado que durante los estados de alarma y sus sucesivas prórrogas se acuñó el término ‘cogobernanza’, y ha señalado que precisamente “el diálogo” entre instituciones debe ser la base de la gestión política. “Si alguno de nosotros no hace frente a sus responsabilidades concretas, a sus competencias, y no ejercita la transparencia ante la ciudadanía y ante las demás instituciones, tendremos un problema”, ha dicho.

Durante su intervención, el portavoz jeltzale se ha referido a la importancia del contexto en una situación de pandemia, donde “incluso el punto de vista científico está envuelto en incertidumbres y dudas”. Así, ha considerado “normal” que las planificaciones deban modificarse conforme se van conociendo nuevos datos. En todo caso, el portavoz jeltzale ha asegurado que “indudablemente, la base debe ser la ciencia, pero eso no significa no tomar decisiones políticas”.

Por último, Esteban se ha referido a la situación sanitaria de otros países y en especial a Alemania, para recordar que también allí se han generado “tensiones” entre los Länder, que han sido encauzados: “En todas partes hay tensiones, sobre todo en los Estados complejos, pero son solucionables”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.