La izquierda real pide a Rajoy que reclame a Marruecos la reapertura de los semanarios satíricos de Ali Lmrabet

El periodista marroquí Ali Lmrabet no dispone ni de documentos. Es una víctima más del rey alauita.

El periodista marroquí Ali Lmrabet no dispone ni de documentos. Es una víctima más del rey alauita.

La izquierda real en el Congreso ha pedido al Gobierno de Rajoy que reclamen a las autoridades marroquíes que permitan la resolución administrativa de la renovación de los documentos de identidad del periodista Ali Lmrabet, así como la reapertura sin trabas de sus semanarios satíricos, censurados en Marruecos. La petición, en forma de Proposición no de ley, está firmada por IU, ICV-EUiA, CHA, ERC, Compromís, Amaiur y PNV.

En la exposición de motivos se afirma que el periodista marroquí Ali Lmrabet ha tenido un destacado papel en el desarrollo de una prensa crítica e independiente en Marruecos, y que fruto de ello, las autoridades marroquíes han intentado impedir su trabajo, tal y como demuestran las diferentes condenas que ha padecido desde el año 2000.

Especialmente severa fue la condena a cuatro años de prisión incondicional en mayo de 2003, que fue acompañada de la prohibición de los dos semanarios satíricos que dirigía: Demain Magazine y Duman. Finalmente, fue liberado gracias a una enorme campaña de movilización internacional.

Asimismo, Lmrabet fue condenado en 2005 a diez años sin poder ejercer su profesión por haber publicado un artículo en que se refería a los saharauis que viven en el Tinduf como refugiados, condición que no es reconocida por el Estado de Marruecos, que mantiene que son secuestrados del Frente Polisario.

En los años de prohibición para ejercer su profesión en su país, Lmrabet ha publicado libros y ha sido columnista de diferentes medios de otros países y ha sido activista por los derechos humanos en diversos foros internacionales, donde ha recibido diversos reconocimientos.

Tras cumplirse, el 11 de abril de 2015, los diez años de condena, Lmrabet ha intentado volver a poner en funcionamiento sus semanarios. No obstante, las autoridades marroquíes se niegan a renovar sus documentos de identidad y sin la documentación en orden no puede realizar los trámites para reemprender los semanarios.

El periodista, laureado con una docena de premios internacionales, inició el pasado 24 de junio una huelga de hambre ante la sede de Naciones Unidas en Ginebra para reclamar sus derechos.

Dicen los firmantes de la petición al Gobierno de Rajoy que «en un momento en que Europa parece especialmente sensible al derecho a la libertad de expresión y de prensa por el ataque precisamente a otro semanario satírico como Charlie Hebdo, con quien este Congreso de los Diputados se solidarizó, consideramos que debe reclamarse a Marruecos que permita a Lmrabet ejercer su profesión libremente».

En ese contexto es en el que han presentado una Proposición no de Ley en la que escriben que «El Congreso de los Diputados, reiterando su compromiso con la libertad de prensa, reconoce el compromiso de Ali Lmrabet en favor de dicha causa e insta el Gobierno español a reclamar a las autoridades marroquíes que permitan la resolución administrativa de la renovación de los documentos de identidad de Ali Lmrabet, así como la reapertura sin trabas de sus semanarios satíricos».

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.