Las mujeres madrileñas, en pie de guerra: Carmena se carga el programa municipal de salud «Atención Mujer Adulta» (1)

manuela_carmena16

«¿Quién ha sido?», dicen en la oposición municipal que gritaba así de supuestamente histérica Mercedes Martínez Cortés, jefa de Servicio de Promoción y Prevención de la Salud del organismo autónomo Madrid Salud, tras conocer que algunos datos del documento «Cese Atención Mujer Adulta» habían aparecido en el diario digital madridiario.es. «¿Pero a quién se le ocurre filtrar esto en plena campaña electoral?», dicen que añadió la susodicha, acompañada en su queja por el corifeo conformado por sus valedores: Javier Segura del Pozo, de Ganemos Madrid y a la sazón subdirector general de Promoción y Prevención de la Salud, y sobre todo Antonio Prieto Fernández, gerente de los de toda la vida -es decir, apoltronado– del organismo municipal Madrid Salud.

El grito aparentemente histérico de Martínez Cortés no era para menos, porque en el ayuntamiento de Madrid ha corrido como la pólvora un documento con el que se perpetra el último gran recortazo social de Manuela Carmena, esa anciana -unos dicen que senil; otros, lo niegan- aupada por Podemos y el PSOE hasta el sillón consistorial. Se trata del documento «Cese Atención Mujer Adulta» cuyo contenido revela cómo la indiferencia social del podemismo va a cebarse con las capas más necesitadas de Madrid capital. Un recortazo perpetrado por Prieto, Segura y Martínez Cortés y bendecido por el concejal Javier Barbero y la alcaldesa de Madrid, la propia Carmena, que ha puesto fecha para la muerte a la asistencia sanitaria municipal a la mujer adulta madrileña: concretamente, el 1 de julio, 5 días después de celebrarse las elecciones generales del 26 de junio.

El Satiricón ha tenido acceso a los documentos íntegros que certifican la defunción de un programa sanitario que era básico para mujeres de más de 50 años. Pero en este caso, la edad, lejos de ser reconocida como una experiencia y un valor, está vista por el podemismo como una bolsa de votos a la que nunca tendrán acceso -creen que sus votantes son jóvenes entre 18 y 45 años a lo sumo- y en la oposición municipal piensan que ése es el motivo por el que dejan sin asistencia sanitaria a miles de mujeres madrileñas que ya no son fértiles y que hasta ahora eran tratadas en los Centros Municipales de Salud (CMS).

Algunas mujeres ya se han movilizado en distritos como Hortaleza, Vallecas y Moratalaz, donde el programa estaba muy asentado y donde han iniciado la guerra contra los recortes sociales del Ayuntamiento. En otros centros se esperan movilizaciones en breve.

El ayuntamiento se carga la lucha contra las secuelas de la menopausia

El Satiricón va a ofrecer diariamente todos los documentos elaborados por el equipo de José Javier Barbero Gutiérrez, un sicólogo venido a más que es nada menos que concejal de Ahora Madrid; miembro de la Junta de Gobierno del ayuntamiento madrileño; delegado del Área de Gobierno de Salud, Seguridad y Emergencias; vicepresidente de la Junta Municipal del Distrito de Latina, y miembro de la Comisión Permanente Ordinaria de Salud, Seguridad y Emergencias. Unos cargos por los que cobra muchísimo más que el presidente del Gobierno. Se trata del hombre que ha perpetrado uno de los mayores recortazos sociales de los últimos tiempos, superando a los de Mariano Rajoy.

Pero vayamos por partes: ¿qué es el programa «Atención Mujer Adulta» que tan alegremente se han cargado Barbero y sus secuaces con el decidido apoyo de Manuela Carmena, a quien propios y extraños llaman abiertamente la yaya?

Anteriormente había en el ayuntamiento madrileño un programa contra la menopausia muy valorado por las mujeres mayores de 45-50 años, dado que la lucha contra las secuelas de la menopausia en las mujeres la cubre mal y con muchos retrasos el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS, dependiente de la Comunidad de Madrid). Desde hace muchos años, el ayuntamiento viene practicando pruebas como citologías, ecografías, mamografías y analíticas en prevención de cánceres u otras enfermedades similares a mujeres que han salido de la edad de planificación familiar por haber entrado en la menopausia.

Según fuentes de la oposición municipal, el actual equipo de Madrid Salud, es decir, Prieto, Segura y Martínez Cortés, formaban ya parte del equipo de Madrid Salud en 2010 -aunque el concejal no era el podemita Barbero, sino que era del PP- y los tres ya intentaron entonces eliminar ese programa sanitario, pero se montó tal follón que estos tres manostijeras citados se vieron obligados a recular y en vez de llamarle «programa de la menopausia» pasaron a llamarlo programa «Atención de la Mujer Adulta», que se ha estado desarrollando en los Centros Municipales de Salud hasta hoy, aunque con un recorte introducido por el propio Antonio Prieto: no atender a usuarias nuevas, pero continuar atendiendo a las miles de revisiones que se seguían produciendo para parar el golpe de protesta social que se había generado.

En todo caso, desde 2010 y bajo la cobertura de ese nuevo programa, el ayuntamiento de Madrid ha venido practicando a las mujeres en revisión -varios miles de madrileñas- todas las citologías, densitometrías, mamografías y analíticas necesarias porque, en la menopausia, el riesgo de la mujer de sufrir alteraciones cardiovasculares, diabetes e hipertensión es superior al de la mujer en edad fértil. De hecho, en la céntrica calle Montesa hay laboratorios municipales que tienen de todo: unos mamógrafos, ecógrafos, médicos radiólogos y senólogos impresionantes que pueden hacer biopsias mamarias y todas las pruebas requeridas para prevención de enfermedades en la mujer adulta, entre ellos el importantísimo cáncer de mama.

Lo curioso es que en campaña electoral, el sicólogo -no médico, no confundir- Javier Barbero dijo que eran muy importante los CMS y prometió montar 5 centros más si Podemos formaba gobierno; pero Barbero demostró no ser un hombre de palabra: lejos de montar los 5 nuevos centros prometidos ha dejado incluso que se precarizaran los recursos humanos en los 15 CMS existentes en Madrid, no cubriendo siquiera las bajas que se producen. De hecho, según ha sabido El Satiricón de fuentes de la oposición municipal, hay un CMS, el del distrito de Retiro, que no tiene ni médicos en este momento: operaba en Gobernador 39 y lo trasladaron al CMS de Vallecas Puente, aunque trabaje en el distrito de Retiro, del que está muy alejado.

Ahora, Barbero ha decidido, junto con los gerifaltes colocados a dedo en Madrid Salud pero con sueldos de nivel 30, cargarse paulatinamente la asistencia sanitaria en los centros municipales y ha iniciado su particular recortazo social cargándose el programa de atención a la mujer adulta a partir del próximo 1 de julio, cinco días después de las elecciones generales del 26-J.

Para la oposición municipal parece claro que estos genios podemitas que llegaron en mayo de 2015 al ayuntamiento de Madrid quieren hacer desaparecer la asistencia sanitaria municipal y reorientar el servicio hacia la ‘salud comunitaria’; es decir, hacia la implantación de «mediadores sociales» o «educadores sociales» que no son médicos ni enfermeras y devalúan la atención sanitaria, que deja así de prestarse efectivamente en Madrid.

Mañana, El Satiricón publicará íntegro el primer documento elaborado por el ayuntamiento de Carmena para cargarse la sanidad municipal en Madrid. Avisamos: los documentos son aterradores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.