Nuestra clase política

Acabo de leer en el Periódico.com un titular a propósito del detrimento en el que ha entrado el distrito barcelonés de Ciutat Vella (Casco antiguo de Barcelona), en el que su concejala responsable, Gala Pin, dice textualmente: “En estos tres años hemos aprendido que la policía es imprescindible para Barcelona”.

La maldición de Ciudadanos

En momentos de radicalización ideológica, el centrismo político no resulta nada seductor. El gusto por los extremos ideológicos se ejemplifica también en Austria, donde van a repetirse las elecciones presidenciales entre el antisistema de derechas Norbert Hofer y el ecologista Van der Bellen.

El presidente ‘irresponsable’

Franquito Rajoy solo responde ante Dios y ante la Historia. No puede ir al Parlamento a responder ante los grupos parlamentarios porque el Altísimo nos tiene dejados de su mano y también está el mañana por escribir.