Así fue el intento de extorsión de Pineda para no imputar a la infanta Cristina en el Caso Noós: la trampa de Miquel Roca (1)

luis_pineda

El Auto con el que el juez Santiago Pedraz ha mandado a la cárcel a Luis Pineda y Miguel Bernard sólo tiene 24 folios, pero son demoledores: el titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 desgrana paso a paso cómo el presidente de Ausbanc en persona intentó extorsionar al propio Miquel Roca, uno de los padres de la Constitución y abogado de la Infanta Cristina, para salvarla en el ‘Caso Noós’ que se sigue contra ella y su marido, Iñaki Urdangarín, en Palma de Mallorca. El juez relata con pelos y señales todos los casos presuntamente delictivos del dúo más de moda en la España de la supuesta corrupción: Pineda-Bernard. El Satiricón inicia un serial con este caso.

Por la importancia de este auto, que afecta a dos organizaciones que decían defender los derechos de los consumidores y de los españoles en general, El Satiricón ha decidido ofrecerlo en forma de serial, desgranando los datos más espectaculares del mismo. Por su importancia, lo iniciamos con el caso de la supuesta extorsión a la Casa Real para ‘salvar’ de la quema del ‘caso Noós’ a la Infanta Cristina en el juicio que se sigue contra ella y su marido Iñaki Urdangarín en Mallorca.

Por el caso de Ausbanc-Manos Limpias -que ahora se ve que no eran tan limpias- van a desfilar gestores y hasta periodistas y profesores de Universidad que habrían compartido los mismos hechos delictivos de los que se acusa a Luis Pineda Salido, presidente del emporio creado en torno a Ausbanc, y a Miguel Bernard Remón, secretario general del sindicato Manos Limpias.

El denominado ‘caso Palma’: el juez Pedraz tendió la trampa

Este asunto, uno de los más espectaculares del caso contra Luis Pineda y Miguel Bernard, gira en torno al procedimiento judicial que afecta a la Infanta Cristina por el caso Nóos, en el que el sindicato Manos Limpias ejerce la acusación popular y en el que Pineda habría utilizado la estrategia de intentar negociar la retirada de la acusación contra la Infanta a cambio de un acuerdo que le beneficiara económicamente, según relata el juez Santiago Pedraz.

En la cronología de las llamadas contenidas en el auto judicial se observa cómo Pineda mantiene numerosas conversaciones con el periodista y profesor de Universidad Francisco Javier Castro-Villacañas Pérez, director de la cabecera CVB vinculada a Ausbanc, y con Miguel Bernard, «observándose en las mismas cómo Pineda era el que marcaba las pautas y lo que se debía hacer en este asunto para que el mismo concluyera con una importante contraprestación económica para todos ellos», según el auto del juez.

En ese sentido, el auto es demoledor, explicitando los siguientes términos:

– El 29 de febrero de 2016 a las 17:27, Luis Pineda llama al Director General de la Fundación La Caixa, y le propone negociar la retirada de la acusación popular de Manos Limpias contra la Infanta Cristina, mencionando incluso Luis al citado que la forma de actuar sería la misma que [el propio] Luis ha realizado en el caso contra el Presidente de UNICAJA en Sevilla [caso del que informaremos en la siguiente entrega], pactando una declaración convenida que posteriormente puedan utilizar para justificar la retirada de la acusación.

Tras la declaración efectuada por la Infanta Cristina en el juicio por el caso Nóos, Luis habla el 3 de marzo [de 2016] a las 21:17 con Francisco Javier Castro-Villacañas y comentan la intervención y las declaraciones de Virginia López Negrete, abogada de Manos Limpias, que a juicio de Luis «se ha pasado«. Luis también le dice a Javier respecto a Virginia que «pero bueno luego tendrá que plegar velas tío y punto«, «hacer lo que deba hacerse, no lo que le guste a ella (a Virginia), aparte de que su momento de gloria ya lo ha tenido«, dejándose entrever cómo Virginia se tendrá que ajustar en la parte que afecta a la Infanta Cristina en el caso Nóos a las directrices que le marquen, las cuales estarán encaminadas al archivo de la causa si Luis Pineda logra un acuerdo económico que le satisfaga.

– Luis Pineda llama el 14 de marzo [de 2016] a las 13:50 al subdirector general de la Asesoría Jurídica del Banco Sabadell y le dice que le comunique a Miquel Roca (Secretario no Consejero del Banco Sabadell y encargado de la defensa de la Infanta Cristina en el caso Nóos a través de su despacho Roca Junyent Abogados Asociados) que el interlocutor idóneo para negociar el asunto relacionado con el archivo de la causa contra la Infanta Cristina es el propio Luis Pineda. El subdirector vuelve a hablar ese mismo día a las 17:06 con Luis y le manifiesta que ya le ha comunicado el mencionado asunto a Roca, quien le ha pedido al citado subdirector que acuda él a la entrevista con Luis, quedando ambos en Madrid el 15 de marzo para tratar este tema.

Se cierra la trampa de Roca contra Pineda

El 29 de marzo el subdirector general de la Asesoría Jurídica del Banco Sabadell se persona libre y voluntariamente ante la unidad policial actuante para prestar declaración y poner en conocimiento de las autoridades la propuesta que le ha realizado Luis Pineda en la que se ofrece a interceder para que Manos Limpias retire la acusación popular contra la Infanta Cristina. Asimismo, manifiesta también que hace aproximadamente seis meses recibió una propuesta por parte de Miguel Bernard y de otro, quien es propietario de una empresa de seguridad, para ayudar económicamente a esta empresa, la cual se encontraba en una grave situación económica, a cambio de interceder a favor de retirar la acusación popular de Manos Limpias contra la Infanta Cristina.

La cantidad solicitada para ayudar a la citada sociedad sería de alrededor de dos millones de euros (2.000.000 €), declarando el subdirector que en ningún momento hubo intención alguna de ceder a sus propuestas, sino que buscó informarse fehacientemente del alcance de los hechos, ganar tiempo y estar informado de las intenciones reales de estas personas. Por ello, llegado este momento, en el cual ha podido comprobar la persistencia para que se tomase una decisión en relación a la propuesta y debido a que podría suponerle verse implicado en una actividad irregular, decide ponerlo de forma inmediata en conocimiento de las autoridades.

El 30 de marzo ese subdirector y el propio Miquel Roca se personan libre y voluntariamente ante la policía para prestar declaración y poner en conocimiento de las autoridades el ofrecimiento de Luis Pineda para mantener una entrevista y tratar el tema de «Palma». Miquel Roca manifiesta que no quería celebrar la entrevista por razones deontológicas pero que tenía cierta curiosidad por saber lo que Luis Pineda podía proponer.

Por esta razón, el subdirector mantiene el 15 de marzo en Madrid el encuentro con Luis, manifestando que en el inicio de la entrevista Luis Pineda hizo una introducción sobre la marcha del juicio de Palma, en relación a la cual estaban planteándose cambiar su posición en lo relativo a la acusación popular, pero que habían tenido muchos gastos procesales, que estimaban que podrían incluso haber llegado hasta los tres millones de euros (3.000.000 €), lo que aquel interpreta como un ofrecimiento por parte de Luis, dando por concluida la entrevista al no querer seguir hablando de este tema.

Lo que siguió después es sobradamente conocido: la Familia Real no pagó ni un euro a Manos Limpias o Ausbanc, la acusación y el juicio contra la Infanta siguió adelante, Roca se lo contó todo a la policía y ésta habría conseguido muchísimos datos sobre la forma de actuar de Pineda y Bernard, acumulables a otros que ya se estaban investigando desde finales de 2015.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.