El lío ‘podemita’ en Izquierda Unida: Llamazares pide una reunión urgente de la ejecutiva federal

Así los queire Podemos: todos con mordaza dentro de Izquierda Unida. Foto: IU.

Así los queire Podemos: todos con mordaza dentro de Izquierda Unida. Foto: IU.

Más que tambalearse, Izquierda Unida ha se caído del todo. Eso es lo que creen, al menos, muchos de sus dirigentes y militantes, que observan con temor cómo el delfín Alberto Garzón va a entregar los restos del naufragio al ascendente líder podemita Pablo Iglesias a cambio de un puesto de salida por Málaga. Ante esta situación, que confirma que la estrategia destructora de Iglesias-Tania-Enrique Santiago y otros ha tenido éxito, Gaspar Llamazares ha pedido una reunión urgente de la ejecutiva federal de IU para debatir los procesos de confluencia en marcha.

Los dirigentes de Izquierda Abierta -IzAb, una corriente interna de IU- Gaspar Llamazares y Montserrat Muñoz oyen con alarma las voces que destacan que Alberto Garzón, el hasta ahora candidato presidenciable de IU en las generales, se quiere pasar con rendición sin condiciones al bando de Podemos. Y ante esas «informaciones contradictorias y alarmantes» sobre los procesos de confluencia y unidad popular han reclamado a Izquierda Unida que convoque con urgencia una reunión de la ejecutiva federal.

Izquierda Abierta es una formación que nació en 2011 con el objetivo de crear un frente amplio de izquierdas para transformar la realidad social española, pero Llamazares y Montserrat Muñoz, como portavoces de esta corriente, afirman que apoyan el proceso de unidad popular, junto a la gran mayoría de IU, pero que las condiciones impuestas por Pablo Iglesias y que parece que quiere aceptar Garzón son acuerdos parciales circunscritos a determinados territorios y no un acuerdo global de IU con Podemos. Por eso lo rechazan.

IzAb entiende la unidad popular como «un proceso de convergencia amplio e inclusivo de los partidos y otras fuerzas sociales que compartan una base programática frente al neoliberalismo y la austeridad, sumando identidades para multiplicar las posibilidades de éxito». Ahora bien, creen que la renuncia del candidato de IU, Garzón, al menos a formar parte de la simbólica candidatura de Madrid, «no cuenta con el aval de la organización».

Es más, en Izquierda Abierta creen que tal decisión podría suponer la absorción electoral de IU, junto a consecuencias irreversibles para la continuidad del proyecto sin el necesario debate y la participación de la militancia. Cosa que, evidentemente, es lo que va a ocurrir.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.