Garzón completa la voladura de IU: algunos se garantizan un puesto en las listas de Podemos

Alberto Garzón en una intervención ante la Presidencia Federal. Foto: IU.

Alberto Garzón en una intervención ante la Presidencia Federal. Foto: IU.

Tal y como les contaba El Satiricón, Izquierda Unida ha dado un paso de gigante para integrarse, de uno en uno y con el carnet en la boca, en Podemos, la organización de Pablo Iglesias. Es el final de una desaparición anunciada, la de IU, y en la que han jugado un papel preponderante desde Iglesias y su antigua novia, Tania Sánchez -antes, desde el interior de IU, y luego ya desde Podemos-, hasta figuras de IU como Enrique Santiago y el propio presidenciable Alberto Garzón. La Presidencia Federal se ha rendido por fin y ha optado por hacerse suavemente el harakiri antes que morir en la lucha electoral con las botas puestas.

La Presidencia Federal de IU, máximo órgano de la coalición entre congresos, ha decidido finalmente emprender un proceso de integración en plataformas de confluencia para las elecciones generales, aunque aún queden muchos capítulos hasta conformar listas unitarias, fundamentalmente con Podemos o sus marcas blancas.

Era una hoja de ruta inevitable, después de más de un año en el que lucharon para llegar a este final dirigentes de IU que de hecho ya se encontraban en el plano existencial de Podemos. Ahora, tras negativas que le costaron casi desparecer en las pasadas elecciones municipales y autonómicas, la formación está de acuerdo en llevar a cabo esa hoja de ruta: Alberto Garzón ha cumplido con el objetivo que se impuso, supuestamente a pachas con Tania Sánchez y su exnovio Pablo Iglesias.

Solo Izquierda Abierta, el grupo liderado por el excoordinador Gaspar Llamazares, expresa ciertas discrepancias, aunque al final se abstuvo en la votación en la Presidencia celebrada este domingo.

Hasta el aún coordinador general de IU, Cayo Lara, apoya ya también la estrategia tanto tiempo pergeñada por Garzón, aunque en su discurso de este pasado domingo ante el plenario dejara entrever una buena dosis de inquietud por la pérdida de identidad que se avecina. Pero Lara sabe perfectamente que Izquierda Unida desaparece: ahora la clase ascendente es la podemita.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.