¿Quién pagará todo esto?

No pasa un día en que el Gobierno no aumente el gasto en esto o en lo otro. A veces resulta obligado, como en la erupción volcánica de La Palma. Otras son más discutibles. Como el bono cultural para los jóvenes, cargado de razones puramente electorales. Y finalmente están las trasferencias autonómicas, singularmente las referidas…

Montero convierte su Ministerio en agencia de colocación de condenados por el Supremo y de investigados por supuesta corrupción

El ‘fichaje’ por la ministra de Igualdad, Irene Montero de Unidas Podemos, de la condenada por el Supremo Isa Serra y de los investigados por supuesta corrupción Carlos Sánchez Mato y Celia Meyer ha disparado todas las luces rojas de la no decencia política. La situación creada es tal, que hasta la presidenta de Ciudadanos,…

Vacas, sindicatos y otras menudencias

Hay un proyecto de ley de Bienestar Animal que traerá cola y que ya ha dado lugar a situaciones esperpénticas como la que no se puede hablar de “animales de trabajo” pues “para que un animal trabaje tiene que tener conocimiento de que esté trabajando e incluso la posibilidad de sindicarse”.

Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?

Pablo Iglesias busca fascistas. Los fascistas no están muy preocupados. Primero, Pablo no ha dado pistas de encontrarlos con eficacia. Segundo, porque en Europa a las derechas extremas, populismos radicales, fascistas o como quieran ustedes llamarles les vencen las derechas de toda la vida, incluso las resucitan, como ha ocurrido en Francia.

El borrado de Gala y la moral de la historia

Ese muro que se levanta sospechosamente para ocultar a Trotski y enaltecer a Stalin. Ese muro, justo, señala la victoria de los departamentos de agitación y propaganda, la posibilidad de los comisarios de historia de reescribir la historia y, lo que es peor, de recuperar la “damnatio memoriae”. La condena de la memoria que inventaron…

Evitar que la derecha vuelva al poder

Todos los planes del Gobierno de Pedro Sánchez tienen como horizonte estratégico el año 2030, lo cual no se compadece con una legislatura que ha de durar, todo lo más, un par de años. O sea, que el propósito gubernamental es el de reproducirse en el poder una elección tras otra.