Selección de España en Bilbao

El verano que viene, la selección de fútbol de España jugará tres partidos del Mundial en Bilbao. Si fuesen en Singapur o en Varsovia, ningún problema; pero lo malo es que tienen lugar en San Mamés, lo que ha sido considerado una provocación por parte de algunos descerebrados.

Lo digo porque accidentalmente he visto un programa de Tele Bilbao, donde los comentaristas deportivos rivalizaban entre ellos a ver quién era más antiespañol. ¡La leche!

El conductor del programa comenzó diciendo que la selección de España no era la suya y que la trataba como a las de Francia, Inglaterra o Checoslovaquia (sic), manifestando así su ignorancia sobre los cambios sociopolíticos de este siglo. A partir de ésa y de otras afirmaciones, se entiende que la selección que ha llegado a ganar un campeonato del mundo no haya aparecido por la capital vizcaína desde 1967.

El único argumento a favor era el beneficio para la hostelería, el comercio y la economía en general. Pero los más “patriotas” antiespañoles estaban dispuestos a prescindir de tal ventaja con tal de preservar la identidad “nacional” de Euskadi.

Alguno más condescendiente llegaba a aceptar que sólo se trataba de un acontecimiento deportivo, pero que si los “ultras” exhibían símbolos españoles y los aprovechaban para hacer una exaltación de la españolidad no debería admitirse, algo que en cambio parecería muy lógico si lo hicieran los hinchas italianos y no digamos ya si se tratase de los vascos en uno de los partidos amistosos de la selección de Euskadi.

Como bilbaíno, más que estupefacto me muestro dolorido ante la miseria moral de muchos de mis paisanos que respetan hasta los símbolos de Zimbabue, pero desprecian y ofenden los de la que hasta hace cuatro días consideraban su patria. Si ellos, y no los otros, no son los auténticos provocadores, que venga Dios y lo vea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.