Otra ‘ocurrencia’ de Sánchez: subir el gas a todos los españoles para pagar el mantenimiento del ‘proyecto Castor’

El Gobierno de Pedro Sánchez tiene un plan para sacar aún más dinero a los contribuyentes españoles: incluir el coste de operación y mantenimiento del proyecto Castor en la retribuciones por peajes del sistema gasista para 2019. Es decir, calefacción y cocina aún más caros. El motivo por el que el gobierno de Sánchez justifica la incorporación del proyecto Castor en las retribuciones por peajes del sistema gasista es para evitar el abandono incontrolado de esa instalación que resultó un fiasco, pero, como siempre, los desaguisados y desastres de otro presidente socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, los pagamos todos los españoles.

El proyecto del Gobierno quiere dotar a Enagás Transporte S.A.U, actual empresa responsable de los restos del naufragio del proyecto Castor, de los medios económicos necesarios para su supervisión, operación y control que garantice la seguridad de la instalación para las personas y el medioambiente. Es decir, que las malas políticas de Rodríguez Zapatero y de la actual ministra de Energía y Medio Ambiente, Teresa Rivera, que favorecieron al presidente de ACS, Florentino Pérez, las vamos a pagar otra vez todos los españoles con la factura del gas.

El aviso lo ha lanzado la red Xnet, la misma que lanzó los casos de Bankia y de Rodrigo Rato, una red que tiene en el punto de mira a los corruptos y a sus prácticas corruptas. Esta red ha investigado a fondo el caso Castor: ya puso una querella que fue archivada por la Audiencia Nacional, pero que continúa con su vía crucis judicial. Es decir, que la decisión está recurrida ante el Tribunal Constitucional -paso previo para llevarla a Europa- y que, además, el caso está siendo investigado por una Comisión del Parlamento de Cataluña.

En definitiva, que el Gobierno de Sánchez, con Ribera a la cabeza, quiere que paguemos por tercera vez el desaguisado del tándem Rodríguez Zapatero-Florentino Pérez, cuando ese sinsentido deberían pagarlo los responsables del mismo: ACS y los políticos que permitieron aquel despropósito. Eso, al menos, es lo que piden organizaciones como Xnet y el grupo ciudadano Caso Castor: “Queremos un Gobierno que se encargue de que se asuman las responsabilidades, no que prologue el saqueo perpetrado por el proyecto Castor. Estamos preparando otras acciones para principios de 2019 para que nunca más paguemos nada por el Castor y para que devuelvan el dinero que ya hemos pagado”.

Así es el plan del Gobierno

Pero, ¿en qué consiste exactamente el plan del Gobierno? Pedro Sánchez y su ministra Teresa Rivera –la misma que vive en la contradicción de apoyar el proyecto Castor y destruir la industria del automóvil– consideran que ACS, presidida por Florentino Pérez, y los demás responsables del Castor no deben pagar los platos rotos y que el dinero lo tenemos que poner todos los españoles.

Por esa razón, han aprobado una orden ministerial en la que señalan que “al objeto de evitar el abandono incontrolado de la instalación, se considera perentorio dotar a la empresa responsable de la administración de las instalaciones de los medios económicos necesarios para su supervisión, operación y control que garanticen la seguridad de la instalación para las personas y el medioambiente”.

En pocas palabras, que el plan del Gobierno, con la causante del fiasco del caso Castor a la cabeza, Teresa Rivera, consiste en incluir el coste de operación y mantenimiento en la retribuciones por peajes del sistema gasista para 2019.

Los españoles pagamos hasta tres veces el fiasco de Zapatero-Rivera

La verdad es que tampoco sorprende demasiado, porque desde el año 2014 se ha incluido en las retribuciones anuales por peajes del sistema gasista la parte correspondiente a la indemnización concedida a ESCAL UGS tras renunciar a la concesión de explotación del proyecto Castor: más de 80 millones de euros, y el coste de operación y mantenimiento mientras se encuentra en estado de hibernación, más de 15 millones de euros.

Tras la sentencia del Tribunal Constitucional a finales de 2017, donde se apuntaba que el procedimiento y el carácter de urgencia utilizados para hacer efectiva la indemnización de 1.350 millones de euros a ESCAL UGS no eran adecuados y que la CNMC había suspendido los pagos a los bancos que habían ofrecido un préstamo para sufragar la deuda generada, podía parecer que el proyecto Castor ya no estaría incluido en las retribuciones del sistema gasista para 2019. Pero este no ha sido el caso.

Resulta que, primero el gobierno de Mariano Rajoy y ahora el de Pedro Sánchez, han incluido el coste de operación y mantenimiento, casi 9 millones de euros, tras auditar los costes de esta misma actividad durante el año 2017. El hecho de que se haya incluido el coste de operación y mantenimiento y no la parte correspondiente a la indemnización, es que se han utilizado aquellos artículos y disposiciones del Real Decreto de la renuncia a la concesión que no han sido anulados por la sentencia del Constitucional que permitían hacer esta interpretación y dejar sin ningún efecto dicha sentencia.

Desde el grupo ciudadano Caso Castor creen que es un “acto irresponsable” el que la ciudadanía tenga que seguir pagando a través de la factura del gas el coste de operación y mantenimiento de una infraestructura que se encuentra en hibernación y que nunca ha entrado en funcionamiento.

“Lo que pedimos al Gobierno es que en el Acuerdo de Consejo de Ministros donde se establecerán dichas retribuciones, se apruebe el desmantelamiento del proyecto Castor. Lo que también exigimos es que se empiece a devolver a la ciudadanía aquello que ya han pagado, como apuntan las sentencias del Tribunal Supremo del pasado mes de noviembre, que instan al Gobierno a que devuelva 118 millones de euros, que es lo que se cobró en la retribuciones por peajes de los años 2014 y 2015”, dicen los denunciantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.