Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?

Pablo Iglesias busca fascistas. Los fascistas no están muy preocupados. Primero, Pablo no ha dado pistas de encontrarlos con eficacia. Segundo, porque en Europa a las derechas extremas, populismos radicales, fascistas o como quieran ustedes llamarles les vencen las derechas de toda la vida, incluso las resucitan, como ha ocurrido en Francia.

Todo el mundo es fascista

Resulta que ahora todo el mundo es fascista, a tenor de los insultos que unos dedican a otros y viceversa. En este mundo en el que la violencia todavía es predominantemente verbal, el dicterio de fascista compite sobre todo con el de franquista, cuando la mayor parte de la población no ha vivido aquella cambiante…