La Suma que no sumó

Yolanda Díaz está reprochando a Sánchez su lentitud. En realidad, su temor es que las muy discretas negociaciones emprendidas por los socialistas a cargo del ruido, mientras el prócer hace merecidísimas vacaciones, le dejen un estrecho margen para intervenir.

A vueltas con los idiomas

Lo de los idiomas patrios no hace más que marear al personal. En vez de utilizarlos para entenderse unos con otros, se usan para confrontar, dividir y, en última instancia, incomunicar a los ciudadanos. Así hay que valorar la propuesta de Yolanda Díaz de usar indistintamente castellano, euskera, gallego y catalán en el Congreso de…

Campaña (1): Pues el cronista sigue en parada biológica

Creo que es la primera vez, desde la democracia, que la pegada de carteles me pilla de vacaciones. Claro que no tiene mérito: nadie nos hizo pegar carteles nunca en julio. Pedro, Pedro, es lo que tiene. En fin, la cosa es que sí: anoche, justo al empezar el día viernes, viva San Fermín, (“A San…

La izquierda chanel no está para asaltar el cielo

Se reprochaba a uno que usted y yo sabemos que su legitimidad nacía del dedazo de uno que pretendía dejarlo todo “atado y bien atado”. Eso mismo le ha pasado a Yolanda Díaz: no ha sido elegida por dirección de partido alguna o por sus bases; ni por primarias, elecciones ciudadanas o cualquier otro sistema…

Pablo opina que el chiringuito no se asalta por consenso

Antes cinco escaños para defender las esencias que ponerse en manos de Sánchez y la “elegida”. Iglesias ha roto, entre los suyos, su silencio para informar de su tutela de la cosa y para animar a sus huestes en el gobierno (Montero y Belarra, no queda más) a que fuercen la ruptura de la Coalición.