Así ‘destrozó’ Esperanza Aguirre al diputado Rufián: ‘A sus amigos los han detenido por terrorismo’

El diputado Rufián, defensor del golpismo catalanista y de la violencia de los mal llamados Comités en Defensa de la República (CDR), fue de insultón a la Comisión de Financiación Ilegal del PP en el Congreso de los Diputados y acabó ‘encabritado’ por la expresidenta de Madrid Esperanza Aguirre. El estilo barriobajero de Gabriel Rufián fue desarmado por la expresidente del PP madrileño, que acusó a sus amigos de los CDR de ‘terrorismo’: Rufián perdió los papeles y dejó al descubierto su nula capacidad humana e intelectual. Jamás antes un diputado actuó tan rufianescamente como el diputadlo Rufián.

Fue en la Comisión de Financiación Ilegal del PP en el Congreso del pasado 10 de abril, cuyas actas podrían pasar a la historia de la infamia parlamentaria. Comparecían, por separado, los expresidentes de la Comunidad de Madrid Ignacio González y Esperanza Aguirre. Las interbvenciones de los portabvoces parlamentarios fueron muy duras, pero dentro de la actividad y exigencia parlamentaria.

Sin embargo, el diputado de ERC Gabriel Rufián, que siempre se ha mostrado partidario del golpe de Estado en Castaluña perpetrado por el prófugo de la Justicia Carles Puigdemont, y por la violencia de los autollamados Comités en Defensa de la República (CDR), se mantuvo especialmente insultón, con un esperítu barriobajero reconocido por él mismo: “Yo soy de barrio, ya le aviso”, le escupió a la cara a Esperanza Aguirre nada más empezar su intervención.

Sin embargo, la expresidenta de Madrid demostró que tiene agallas y respuestas para las bajezas éticas y dejó tan desarmado y airado al diputado Rufián, que sus insultonas manifestaciones estuvieron a punto de costarle que el presidente de la Comisión, el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, le expulsara de la sala.

El tono desmesurado, desabrido y atrabiliario de Rufián aumentó después de que Esperanza Aguirre respondiera a las acusaciones del progolpista catalanista de que en el PP eran unos ladrones diciendo que, al menos, ellos no eran terroristas como los amigos de Rufián. Esa misma mañana, la Guardia Civil había procedido a la detención por supuesto terrorismo de líderes de los CDR.

A partir de ese momento, Rufián entró en ira y es difícil recordar otras escenas similares de tanta bajeza política y parlamentaria en un diputado.

He aquí las perlas extraídas de las actas oficiales

Rufián: La primera pregunta. ¿Se avergüenza usted de algo? (…) Yo le voy a intentar dar unas pistas y espero que no se rían tanto sus palmeros.

(El presidente de la Comisión le amonesta por primera vez).

Aguirre: ¿Ahora son palmeros? Antes me habían dejado abandonada. (El señor Suárez Lamata: Eres un faltón).

Rufián: (A Suárez Lamata) Ya, no como tú. (El señor Suárez Lamata: Haces bastante honor a tu nombre).

Pedro Quevedo: Ha empezado usted. Como debe ser que no consiguió la primera página antes, la está intentando conseguir ahora. No me juegue a ese juego porque no se lo voy a tolerar.

Rufián: A los que se mofan de mis preguntas. Les llamo palmeros a los que se mofan…

Pedro Quevedo: No, usted se mofa permanentemente de… Usted le llama palmeros, a ver si aprendemos la etimología de las cosas, a los que palmean. Por lo tanto, como aquí no ha habido ni aplausos ni palmas ni nada le ruego que se abstenga de montar el pollo que está usted acostumbrado a practicar.

Rufián: [Insultón] Cálmese, señor presidente, ¿le harán ministro? (…) [Señora Aguirre] Digo que si se avergüenza de haber fichado a corruptos confesos y de que algunos de ellos, incluso, la hayan señalado a usted (…)

Aguirre: Ya he visto que, mientras que aquí la mayoría de los portavoces son juristas reconocidos, usted no debe tener ni idea…

Rufián: No, yo soy un “pringao”… Yo soy de barrio, ya le aviso.

Aguirre: Pero ha hecho un máster, lo he mirado. Había que ser licenciado y usted no lo era, pero hizo el máster (…) Usted no lo era cuando hizo el máster, usted era graduado.

Rufián: ¿Y?

Aguirre: Pues que había que ser licenciado; en ese máster pone que hay que ser licenciado.

Rufián: Lo de que no tiene ni idea, ¿cuántas veces me lo va a repetir?

Aguirre: Uy, las que hagan falta, porque hay muchas cosas que ignoro. Usted en cambio, no.

Rufián: ¿Cómo es posible que mandando tanto no sepa lo de la caja B del partido Popular?

-. Aguirre: Ningún juez ha dicho eso. Usted miente y no le importa (…) Que yo sepa, ningún juez ha sentenciado semejante cosa.

Rufián: Le hago preguntas sobre gente que roba. ¿He sido suficientemente claro?

Aguirre. Que roba presuntamente, porque no hay ninguna sentencia que diga que alguien del Partido Popular ha robado. No, están investigados. Ni una sola sentencia. De hecho, no hay un auto.

Rufián: ¿Le gustaría que exculparan a Granados y a González?

Aguirre: Pero es una lástima que no me pregunte por la detención de los CDR porque tenía preparada una contestación (…) Y resulta que los han detenido por terrorismo.

En ese punto, Rufián pierde los papeles, se pone rojo de la ira, escupe saliva cuando habla y se altera hasta un grado próximo a la violencia física

Rufián (con elevado tono de voz):¿Considera terroristas a gente que va a votar? (…) (Eleva más la voz): ¿Considera terroristas a la gente del CDR? (Se acerca al grito): ¿Considera terroristas a la gente…? ¿La guardia Civil, que dice que sus consejeros roban? ¿La misma?

El presidente de la Comisión se ve obligado a intervenir ante la visible alteración física del diputado Rufián.

Pedro Quevedo: ¿Será posible, señor Rufián? ¿Pero usted qué quiere? ¿Qué le haga salir? ¿Quiere eso? Porque igual le gusta esa foto. ¿Por qué no me entiende?

Rufián (próximo al grito): Acaba de llamar terroristas a cargos electos catalanes, ¿y la culpa la tengo yo?

Pedro Quevedo (airado con Rufián): Ahora se va usted fuera y procede en consecuencia.

Rufián (fuera de sí): ¿Me está echando? (Rumores) (…) Es que la compareciente acaba de llamar terroristas a cargos electos catalanes y me está llamando a mí la atención. ¿Le parece medio normal?

Pedro Quevedo: Usted ha llamado ladrón a no sé quién.

Rufián (mintiendo): No, no he llamado ladrón a nadie.

Pedro Quevedo: Es que aquí quien siembra vientos, recoge tempestades.

Rufián: ¿Sabe qué pasa? Que me molesta que la compareciente llame terroristas a compañeros míos. Es una manía que tengo.

Pedro Quevedo: Claro y yo soy, como se sabe, de los Guerrilleros de Cristo.

Rufián (metiéndose ahora con el PSOE): No, usted es del PSOE y se le nota bastante.

Tras un rifirrafe en el que Rufián queda muy malparado, intelectual y parlamentariamente hablando, el diputado a favor del golpe de Estado en Cataluña sigue su interrogatorio.

Rufián (a Aguirre): ¿Cómo es posible, entonces, que Isabel Gallego, su exjefa de prensa, sepa más de la caja B del PP que usted? (…) Le ha acusado a usted, de hecho (…) De ser la responsable de la financiación ilegal.

Aguirre: Mire, señor Rufián, usted miente mucho, eso va muy bien en Esquerra Republicana pero aquí no se puede mentir.

Aguirre comienza a jugar con su móvil, lo que le hace perder nuevamente los papeles al diputado Rufián.

Rufián: Se lo voy a repetir muy lentamente. Que no estoy hablando de la señora Gallego. Si deja de mirar el móvil, me entenderá. ¿Sí? ¿Tengo su atención?

Aguirre: Es que el móvil es muy útil para saber que los CDR han sido detenidos por terrorismo…

Grandes risas en la Comisión. Rufián se altera nuevamente. La sangre se le sube a la cara, que aparece roja de ira.

Rufián: Ya, mamandurrias. Sí, sí, me cortará (…) No lee la prensa ni visita cárceles, ¿no? Donde están sus compañeros.

Aguirre: Yo visité una vez una cárcel, una vez en mi vida.

Rufián:¿Cuál?

Aguirre: Cuando estaba el señor Carromero detenido por sus amigos cubanos. (Risas) (Carromero era del PP, detenido en Cuba por un accidente de tráfico en el que murió un cubano de la oposición a Castro. En este punto, Rufián volvió a ser burlado una vez más Aguirre).

Rufián: Señora Aguirre, yo la escucho y tengo solamente una duda (…) Porque he visto un montón El padrino. De todo este cuento que explica, o usted es Maléfica o usted es la Bella Durmiente. Solamente hay dos opciones. ¿Cuál es? (…) Eso de ser una damisela inocente  lo digo con respeto  entre gánsteres y que usted no se enteraba absolutamente de nada…

Aguirre: Es que lo que usted llama gánsteres tendrá que decir si son gánsteres el juez.

Rufián: Si todo es mentira salvo alguna cosa… Respóndame con un sí o un no. ¿Cree que un cargo público debe decir la verdad, sí o no?

Aguirre: No tengo ni idea. Yo sé si miento yo o no, y también sé que usted miente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.