El patriotismo de Pedro Sánchez

Faltan pocas semanas para las elecciones y ahora resulta que, entre otras cosas, Pedro Sánchez es patriota. Se trata de una estrategia perfectamente calculada para atraerse el centro político, ya que la izquierda la tiene ganada. Y donde no llegue él lo harán Yolanda Díaz y Unidas Podemos, socios inevitables de cualquier Gobierno de coalición con los sanchistas.

Para ganarse a esos otros electores del centro, uno de sus argumentos es el presunto patriotismo, decíamos, y el otro es el riego de subvenciones, subsidios y subidas de salarios en una maniobra transversal que va desde el bono joven a las percepciones de los jubilados. No importa que hablemos del dinero público, ni que aumenten el déficit presupuestario y la deuda nacional. La imagen, lo que importa, es la generosidad de Sánchez y la munificencia de su Gobierno.

Pero vayamos con lo del patriotismo formulado en un despliegue internacional que deja chiquitos a sus predecesores y del que no admite la más ligera crítica. Así, se puso como una pantera con los reproches del PP a su plan de pensiones en Bruselas, diciendo que la deslealtad de Pablo Casado había sido superada con creces por Núñez Feijóo. A este último llego incluso a calificarlo de indecente e insolvente por unas confusas declaraciones sobre la actividad de Sánchez en la Cumbre Iberoamericana.

O sea, que criticar al Jefe del Gobierno es hacérselo a España, porque Sánchez representa mejor que nadie los valores de nuestra nación, incluso frente a las multinacionales que prefieren otras sedes sociales que el refugio fiscal del paraíso sanchista.

Todo ello, porque Sánchez pretende difuminar sus acuerdos con los separatistas, sus indultos, la modificación del delito de malversación y el envío de los terroristas de ETA a Euskadi, aunque no se hayan arrepentido de sus delitos ni colaboren con la Justicia en el esclarecimiento de los crímenes aún por resolver.

Por eso, no nos extrañemos que de aquí a las elecciones no deje de estar la palabra España  en los labios de Pedro Sánchez y que la use una y otra vez para denigrar al Partido Popular y a su líder, Núñez Feijóo, como ya viene siendo marca habitual de la casa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.