El laberinto institucional

En política lo que no puede ser se hace posible y, además, se justifica. El arte de la política es tan contradictorio que justifica lo uno y lo contrario en la perversa dialéctica de sus protagonistas. Un personaje tan respetable como Churchill reconocía hace tiempo que a menudo se había tenido que ‘comer’ sus palabras…